Estrés contraído en la familia o en el trabajo.
Depresión y ansiedad.
Ataques de pánicos.
Caída de la autoestima y timidez.
Obsesiones y fobias.
Miedos e inseguridad acentuada.
Adicciones: drogas, cibermanía, jugador compulsivos, adicción infantil.
Conflictos interpersonales en el trabajo.
Problemas de concentración en los estudios o dificultades para continuar o aprobar exámenes.
Problemas emocionales en la escuela que dificulten los aprendizajes: Hiperactividad,retraimiento, apatía, falta de motivación,dificultades para pensar, angustia ante la autoridad, alteraciones del lenguaje, problemas de lectura y cálculos, fobia escolar, violencia escolar,repitencias y deserciones, etc.
Enuresis y encopresis en niños.
Problemas en el crecimiento de los niños:inmadurez, impulsividad, desobediencia, violencia entre hermanos, miedos infantiles, sexualidad infantil, educación sexual en niños y adolescentes.
Violencia en la pareja.
Violencia infantil.
Abuso sexual.
Niños con sentimientos de inferioridad, maltratados, obesos, niños con terrores nocturnos, niños con celos, niños privados de afectos.
Orientación y reorientación vocacional en jóvenes y adultos.
Orientación a padres sobre problema sescolares y sobre la crianza de los niños.
Orientación a docentes sobre indisciplina y comportamientos escolares.
Alteraciones de la sexualidad: impotencia,frigidez, inhibiciones sexuales, infertilidad, eyaculación precoz, problemas sexuales en la pareja y en el vínculo.
Problemas en la familia: separaciones,conflictos recurrentes, celos, infidelidad, dificultades con los hijos, adopciones, guardia y custodia.
Enfermedades psicosomáticas: Obesidad,bulimia y anorexia, dolores de cabezas en situaciones de cambios, palpitaciones, mareos, hipertensión arterial, úlcera, asma, gastritis,alergias, enfermedades de la piel, problemas en el ciclo femenino, andropausia y menopausia, colitisulcerosa, colon irritable, hipocondría.

Fuente: Juan Carlos Basconcelo