¿Cómo ayudar a los niñ@s a desarrollar su inteligencia emocional?

Los niños están en constante aprendizaje, y todo lo que vean es algo que eventualmente podrán imitar y aprender.

Según Daniel Goleman, una persona emocionalmente inteligente es aquella capaz de gestionar satisfactoriamente las emociones para lograr resultados positivos en sus relaciones con los demás.

Por eso hoy queremos compartir contigo algunas técnicas que te recomendamos implementar para ayudarte a potenciar el desarrollo emocional en los niños.

Comencemos por ayudarlos a reconocer sus emociones

Aprender a diferenciar, definir y nombrar las emociones que pueden estar sintiendo los ayudará a que más adelante entiendan que lo que sienten frente a cada situación es una emoción que ya conocen, y que es momentánea.

Para reconocer una emoción es importante entender qué es esa emoción, definirla, así como explicar qué sentimos a nivel físico cuando la tenemos. 

Si por ejemplo, queremos explicar la rabia podríamos definirla como algo que sentimos cuando vemos que hay algo que puede molestarnos, cuando algo no nos gusta o cuando creemos que alguien no está actuando de forma correcta.

Podemos agregar algunas sensaciones como nombrar cierta tensión muscular, ceño fruncido, aumento en el tono de voz, etc.

Luego de reconocer, deberán aprender a gestionar sus emociones

Una vez que entendamos y diferenciemos las emociones es importante que expliquemos a los niñ@s de qué forma puede actuar al sentirlas. 

Por ejemplo, cuando nos enojamos o sentimos rabia podemos actuar de distintas formas: exaltarse, romper cosas, atacar a alguien, calmarse, respirar, querer irnos del lugar, etc.

En este punto es fundamental que los niñ@s comprendan que hay una manera distinta de gestionar cada emoción, y que la forma en la que reacciona frente a cada emoción tendrá consecuencias positivas o negativas.

Para esta etapa puede ser de mucha utilidad practicar a través de roles, es decir, darle ejemplos a los niñ@s de diversas situaciones a las que podrían verse enfrentad@s y pedir que expliquen qué harían frente a eso.

Con esto los invitarás a razonar sobre las emociones y aprender diferentes formas de comportamiento frente a una misma emoción.

Ayudémosles a desarrollar su empatía

La empatía es la capacidad que tenemos para comprender las emociones en un otro, e intentar ponernos en su situación. La empatía nos permite conectar con mayor facilidad con los demás.

Una manera de enseñarles empatía es contando historias de otras personas y preguntarles cómo creen que esa persona se sentirá frente a esa situación.

La expresión emocional es la clave

Una vez hemos aprendido a reconocer las emociones, a regularlas e incluso a comprender las emociones en los demás, debemos aprender a comunicarlas y expresarlas.

La gran importancia de aprender a comprender nuestras emociones es el que podamos a su vez expresarlas.

Como cuidadores, es imprescindible que intentemos hablar de forma lo más abierta posible sobre nuestras propias emociones, expresarlas de forma adecuada y sin sentir verguenza.

Debemos recordar que los niños aprenden por imitación, por lo que debemos educarlos por sobre todo con el ejemplo.

Intenta compartir tus emociones diciendo frases como: “Cuando me pasó esto… Me sentí de esta forma”, “Cuando me dijiste esto… Me sentí así”

Recuerda que todas las emociones son igualmente válidas, no hay emociones negativas o positivas, son solo emociones. Pero debemos comprenderlas e identificarlas para que podamos expresarlas.

Si quieres saber más sobre diversos temas de salud mental, síguenos en Instagram como @centroamulen y en Facebook como Centro Amülen. Y si tienes alguna pregunta sobre nuestros servicios de psicoterapia o quieres saber más sobre cómo trabajamos, escríbenos a contacto@centroamulen.cl o al +56957921472.

Estamos para apoyarte

Amülen © 2022 Todos los derechos reservados
phone-handset linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram