¿Cómo puedo comenzar a meditar?

Muchos hemos escuchado hablar sobre la meditación y sus beneficios, pero a la hora de decidir comenzar a implementarlo en nuestra vida puede sentirse un poco complejo.

Hay algunas ideas erróneas sobre este tema, como pensar que “meditar es dejar la mente en blanco” y no pensar en absolutamente nada por un buen rato, lo cual parece algo casi imposible de lograr, por lo que lo intentamos un par de veces y al sentir que estamos lejos de lograr esa “mente en blanco” nos desanimamos y creemos que no servimos para meditar.

Pero es importante entender que meditar no es dejar la mente en blanco, como siempre se escucha. Meditar es intentar calmar la mente, y observar cómo algunos pensamientos pueden venir, pero al mismo tiempo podemos observarlos y dejarlos ir. Sin juzgarlos ni analizarlos, simplemente dejarlos pasar. Es importante tener muy claro que la mente funciona automáticamente sin nuestra voluntad, sin que queramos aparecen pensamientos y de la misma manera se van, lo mismo ocurre con nuestras emociones.

Iniciarse en la meditación puede ser más sencillo cuando alguien nos guía, pero si no tenemos a alguien que nos pueda enseñar y acompañar en el aprendizaje de la meditación, podemos utilizar otras herramientas para incorporarlo en nuestra vida.

Algunos consejos que creemos que pueden ser de mucha ayuda para comenzar a meditar son:

Busca un lugar en el que estés comod@

Busca estar cómod@, tanto si decides estar en la cama, el suelo o en una silla. Normalmente es preferible estar sentad@ que acostad@, ya que si estás acostado puede ocurrir que te duermas, pero eso también va a depender de lo que a ti te haga sentir mayor comodidad.

Escucha un audio guiado:

Un audio guiado (ya sea un audio de Youtube, Spotify o incluso una meditación grabada en un nota de voz que alguien te comparta) tiene muchas ventajas. Por ejemplo el que podamos escucharlo varias veces al día desde cualquiera de nuestros dispositivos electrónicos.

Como consejo te recomendamos que para comenzar, busques alguna meditación que te lleve un máximo de 15 minutos.

Centra tu atención

Esto puedes hacerlo en cualquier lugar donde estés. Puede ser mientras te duchas, mientras vas en la micro o metro, en tu bicicleta o en tu casa.

Mira las cosas que siempre ves pero ahora de manera diferente, con concentración, con consciencia plena de lo que estás observando. Te puedes sorprender de lo diferente que verás las cosas cotidianas cuando estás centrando tu atención.

Observa el objeto con una mirada nueva, como si no lo hubieras visto nunca. ¿Cuál es la parte que más te llama la atención? 

Tu momento

Dedica un momento cada día a estar contigo.

Elige tu lugar, siéntate o pasea y respira. Respira de manera consciente. Llena tus pulmones completamente y luego exhala hasta que estén completamente vacíos.

Intenta hacer esto estando sol@ y sin distracciones como el teléfono, televisión o música.

En definitiva, cada una de estas pequeñas acciones que puedes realizar todos los días y no te tomarán más que unos minutos, pueden ser un excelente comienzo para comenzar poco a poco a poner en práctica la de la meditación.

Si quieres saber más sobre diversos temas de salud mental, síguenos en Instagram como @centroamulen y en Facebook como Centro Amülen. Y si tienes alguna pregunta sobre nuestros servicios de psicoterapia o quieres saber más sobre cómo trabajamos, escríbenos a contacto@centroamulen.cl o al +56957921472.

Estamos para apoyarte

Amülen © 2022 Todos los derechos reservados
phone-handset linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram