¿Qué es la ansiedad y cómo esta puede llevarnos a tener una "crisis de pánico"?

Es natural sentir ansiedad,  especialmente en momentos de crisis como el que estamos viviendo actualmente en el mundo, ya que esta funciona como un mecanismo de defensa ante situaciones desconocidas, peligro o estrés (entre otras cosas), funcionando como una alarma para nuestro cerebro con el objetivo de mantenernos alerta.

Sin embargo, cuando la ansiedad se vuelve muy recurrente o te impide realizar actividades cotidianas, es recomendable que pongas atención y busques alguna o algunas herramientas que te ayuden a reducirla. Algunos de los síntomas más comunes que pueden afectar a una persona que está sintiendo mucha ansiedad son los siguientes:

  • Fatiga y cansancio excesivo
  • Irritabilidad y cambios de humor repentinos
  • Comerse las uñas o morderse los labios (incluso a veces causando sangrado de éstos)
  •  Movimientos con manos y pies, dificultad para estar quiet@ y tranquil@
  • Dificultad para conciliar el sueño y mantenerse dormid@
  • Problemas gastrointestinales (desde estreñimiento hasta diarrea)
  • Tensión muscular, especialmente en mandíbula, hombros y espalda baja
  • Dolores musculares y de cabeza

Es importante que busques identificar y aceptar si estás sintiendo mucha ansiedad ya que las consecuencias a largo plazo pueden resultar en complicaciones en tu salud. Estos síntomas van impactando de manera negativa en distintas áreas de desarrollo de tu vida personal y generando malestar de varias formas. De hecho, si la ansiedad sigue en aumento puede incluso llevar a algunas personas a vivir situaciones como una crisis de pánico.

Las crisis de pánico o de ansiedad son más recurrentes en nuestra sociedad actual, debido al estilo de vida que llevamos, las presiones del trabajo, colegio, los amigos, la familia, etc, en el que estamos constantemente sobreestimulados y recibiendo mucha información.

¿Cuáles son los principales síntomas que indican que alguien está teniendo una crisis de pánico?

  • Palpitaciones y/o aceleración de la frecuencia cardiaca.
  • Sudoración
  • Temblores o escalofríos
  • Sensación de dificultad para respirar o asfixia.
  • Sensación de ahogo.
  • Dolor o molestias en el pecho
  • Náuseas o malestar abdominal
  • Sensación de mareo, inestabilidad, aturdimiento o desmayo.
  • Parestesias (es la sensación de entumecimiento o de hormigueo)
  • Sensación de irrealidad o despersonalización (es sentir que no eres tu mismo)
  • Miedo a perder el control o a "volverse loco".
  • Miedo a morir.

No es necesario que se presenten todos estos síntomas cuando alguien está teniendo una crisis de pánico. De hecho, se clasifica como crisis de pánico cuando se presentan al menos cuatro de los síntomas nombrados anteriormente. La duración de estos episodios es bastante relativa, ya que puede durar de 15 a 20 minutos para algunas personas, y hasta algunas horas para otras.

Existen una gran cantidad de técnicas y herramientas que pueden ser de mucha ayuda en una crisis de pánico o ansiedad, por eso es fundamental conocer algunas que podemos utilizar para tranquilizarnos en esos momentos. El “grounding” es una de las más comunes, se trata de aterrizarnos un poco para volver a encontrar estabilidad en el momento por el que estamos pasando, despejando un poco la mente y conectando con el entorno. Funciona así:

En el momento en que estés sintiendo mucha ansiedad, busca a tu alrededor:

5 cosas que puedas ver

4 cosas que puedas tocar

3 cosas que puedas escuchar

2 cosas que puedas oler

1 cosa que te haga sentir bien

Los ataques de pánico se pueden prevenir, y la ansiedad se puede reducir y regular con herramientas que puede entregarte un profesional. Es muy importante identificar y tratar los síntomas para que no lleguen a afectar otras áreas de la vida. 

Nuestra invitación es a que hagas un chequeo emocional y notes si en estos tiempos de crisis estás sintiendo mucha ansiedad y crees que puedes necesitar hablar con alguien y aprender algunas técnicas que te ayuden a reducir el malestar que esta puede estar provocando en tu vida.

Si quieres saber más sobre diversos temas de salud mental, síguenos en Instagram como @centroamulen y en Facebook como Centro Amülen. Y si tienes alguna pregunta sobre nuestros servicios de psicoterapia o quieres saber más sobre cómo trabajamos, escríbenos a contacto@centroamulen.cl o al +56957921472.

Estamos para apoyarte

Amülen © 2022 Todos los derechos reservados
phone-handset linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram